lunes, 23 de junio de 2008

...

Si quieres irte, vete. Si, quisiera que te quedes, aunque tal vez no. Te extrañaré, pero no te detendré.Ya se de más tus motivos, no los entiendo pero no te des la molestia de explicarlos, igual no los comprenderé, y no me importan, aunque en el fondo sí. Fuiste mucho, o todo. O poco, o nada. Pero fuiste. No tardes en desaparecer porque verte y saber que no estarás duele más que tu ausencia. Prefiero imaginarte de lejos que añorarte de cerca. Nunca fui buena en esto, pero créeme, lo intenté.
Si quieres irte, vete. Pero yo no te boté.

3 comentarios:

*Luna* dijo...

fuerza!

Jorge Ampuero dijo...

Unas palabras que lo dicen todo y se siente hasta aquí, quizá porque cuando nos rompen el corazón repartimos los pedazos.

Un abracito...

◘EviE◘ dijo...

siempre se intenta...
pero siempre no se puede...
o no se quiere...
no lo s�..
pero nunca se va bien con una despedida a cuestas...
buen blog...
saludos...

EviE