jueves, 4 de junio de 2009

y entre tantas cosas...

Odio tu manera de sonreír,
como intentando demostrar una victoria inexistente.
Odio tu manera de mirar,
cuando procuras sentir que haz vencido.
Odio tu presencia
cuando aun así pareces ausente.
Odio tu orgullo forzado,
cuando quieres ocultar tu debilidad.
Odio tu forma de hacerte invencible,
cuando sabes que no es más que un disfraz.
Odio tu indiferencia,
cuando en el fondo tu sensibilidad ha ganado la batalla.
Odio tu fortaleza,
cuando tus ojos demuestran cansancio.
Odio tu seguridad,
cuando bien no sabes ni a dónde vas.
Odio tu manera de sonreír,
cuando sé que sabes que me haces quererte un poco más.

6 comentarios:

aLba * dijo...

te necesito mas que nunca...
te odio por eso :)

Anabel Botella dijo...

Así se comporta a veces el amor. Cuanto más deseamos una cosa, más nos odiamos nosotras por esa necesidad imperiosa.
Saludos desde La ventana de los sueños.

NeO dijo...

el final me lo imaginaba :D

io escribi un tiempo algo asi de odio por querer....ia nu recuerdo bn

Salu2 andrea... de NeO, un poeta mamarrachesco :P

KI dijo...

Esa mascara que oculta la sensibilidad y llanto del que se muestra invencible, pero llora en secreto...

Lindo Post. Besos aNdrea* :)

Carla Débora dijo...

Wooo :D
q Lindo!
de acuerdo cn Anabel, cuanto más deseamos una kosa, pareciera q más la odiamos conforme pase el tiempo.

Precioso PozT!
kisses

GuadaLupe dijo...

OMG.. andreaa m encantan todos U.U

n serio casi lloro estuve leyendo tus poemas y son realmente increibles no dejes de hacer este arte que tienes en tus manos y tu mente.

ers todo :)