sábado, 12 de septiembre de 2009

Cielo gris.

Sé que me extraña- pensó.
Y el cielo gris se apoderó de su mente, ella cerró los ojos y creyó verte.
Imaginó que estabas tú, sonriendo, caminando entre la nada, buscándola.
Ella rió. Le gustaba creer que la necesitabas, le encantaba pensar que eras su héroe, el mismo que la rescató del futuro incierto, aquel que en una noche de invierno decidió crear una nueva historia.
Hacia frío, ella lo recuerda, cuando le dijiste lo que nunca quiso escuchar.
No hubo palabras que rompieran la calma, ni siquiera una frase que pudiera hacerla llorar. Tu solo pedias libertad, exigías un final.
Ella pretendió ser fuerte y con una sonrisa pintada –un disfraz- te vio partir.
No intentó detenerte, sabía que volverías.
Sin culpas, sin temor, te fuiste.

Entiendo- pensaba cada noche, mientras un centenar de lágrimas inundaba su rostro.
Solo intentaba comprender.

Sé que me extraña- pensó.
Y el cielo gris inundó su mundo, ella lo esquivó cerrando los ojos, pensando que cada mañana despiertas pronunciando su nombre, maldiciendo aquella noche de invierno, en la que te fuiste sin ganas de mirar sus ojos por última vez.

Ella no sospecha, siquiera, que tú ya eres feliz. Que cada final trae un nuevo comienzo, y que amaneces susurrando otro nombre ya.

Ella cierra los ojos y te imagina, en sus brazos, sin saber que tú sonríes, sin tener su vida como motivo, sin extrañar las horas que pasaste a su lado.

Ella aún piensa que tú volverás, cuando tú sabes bien que no dejarás aquel lugar, tan lejos de su presencia.

El cielo gris, no permitirá que se encuentren otra vez.

5 comentarios:

Ana-Banana dijo...

Hoy es un día muy triste para mí... pero al menos puedo leer tu blog.

Besos.

Uziel Alonso dijo...

Yo he tenido varios días grises así.
El punto es volverme a encontrar.
Y que me vuelvan a encontrar.

Por lo pronto, gracias.

Mk. dijo...

por lo primero muchas gracia spor firmar en mi blog, segundo me encanta cómo escribes y que no te preocupes que días tristes yo también tengo pero luego acaba solucionandose no te preocpes todote ira bien un beso

Anelita dijo...

De por si que me gusta el drama pero esto me ha enamorado mucho, sólo que es demasiado triste ver que ella se aferra a una ilusión y no sabe que lo que fue ya no volverá a ser, ella debería de intentar comprender que los días tristes no siempre tienen cielos grises, pueden ser un poco más azules.

incendiaeldisfras dijo...

la piel y los huesos no se encontarran.pero lo que no es piel y huesos?

los dias grises hay que pintarlos
los disfraces incendiarlos

el niño desde la otra montaña.