sábado, 12 de junio de 2010

Esta vez va por mí.

11 de junio.
11.45 pm

No pensaba escribirte, porque sé que no es necesario, tú sabes lo que pienso sin necesidad de palabras, pero hoy lo hago por mí, porque de vez en cuando resulta bueno expresar lo que siento, y para entenderme necesito un poco más que solo pensar en silencio.
Ya son dos años, es increible. 730 dias sin ti, sin oir tu voz, sin saber cómo estás, sin poder saludarte y abrazarte, sin saber que en cualquier momento puedo llamarte. Dos años sin saber de ti. Dos años sin respuestas, sin explicaciones. Y yo sé que es así.. aunque pasen los años nadie sabrá decirnos por qué, nadie sabrá por qué la vida fue tan injusta contrigo, nadie sabrá explicarme dónde estás, nadie logrará que entienda por qué te fuiste, pero ya está, ya pasó y lamentablmente soy un ser humano más, no puedo cambiar las cosas, no sé retroceder el tiempo.

Estoy segura de que andas por acá, cerca, como siempre. Porque hay cosas que no cambian y yo sé que tú no me has dejado. Acércate un poquito más, juro no asustarme. Siéntate y no digas nada, no hace falta. Solo mírame, no hay mucho que yo pueda hacer, mañana seguirá siendo igual, el mundo no cambia porque yo así lo quiera, las cosas no se adecúan a lo que me gustaria. Los días seguirán pasando y yo te seguiré escribiendo, yo seguiré sonriendo por ti :)
Hay ciertas cosas que el tiempo no cambia, hay recuerdos que no se olvidan, hay risas que se mantienen en la mente; gracias a Dios los recuerdos no se borran, no cuando marcan tu vida. Me reconforta saber que no te he olvidado y que aún puedo pensar en tus abrazos de oso, en tu mirada tan llena de todo.

Por aquí todo sigue igual, como te habrás dado cuenta... el tiempo avanza sin piedad y parece que fuera ayer cuando te molestabas conmigo por no hacerte caso, cuando te reías de todo, cuando me enseñabas que siempre habrá un problema peor que el mío, que no debo dejar de sonreír.
El tiempo se pasa rápido, no tengas miedo. Nunca te dejamos, no estas solo. Ya nos volveremos a encontrar...lloraremos, reiremos de todo, será perfecto. Nos divertiremos como nunca y nos ayudaremos como siempre.
Ya es un poco tarde, debes irte...hay otras personas que necesitan sentirte. No te preocupes mucho por mí, ya me enseñaste lo suficiente. Aún no sé bien cómo vivir pero hago lo que puedo, me equivoco pero sigo intentando, sigo viviendo porque me enseñaste que vale la pena, porque me ayudaste a ver que cada segundo tiene un toque de magia.
Sigo intentando, porque me caigo pero aprendí a levantarme. aprendi de mis errores. A veces tropiezo, pero tengo manos y sé caer. He aprendido a aprender, gracias a ti.
Prometo que pronto nos veremos, ten paciencia así como yo. Estamos contigo, siempre. En cada abrazo, en cada palabra, en cada silencio, estás. Te extraño, y eso no cambiará. El tiempo no sabe borrar heridas del alma pero si te enseña a vivir con ellas.
Las hojas volando se encuentran, y tú y yo, pronto nos hemos de encontrar, te lo prometo.


Te adoro, loco.
Y dale U :)

5 comentarios:

Ana-Banana dijo...

Ohh, que preciosidad.
Encontraros pronto :)

Ghotic GTK dijo...

muy bueno el blog! :)

* El tropicólogo * dijo...

La nostalgia :)

jordi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Call me Juliet dijo...

La nostalgia envuelve toda nuestra vida y la devuelve a lugares que nos han hecho arder el corazón.

Es por eso que a veces quema en la garganta...