miércoles, 11 de mayo de 2011

para alguien que vale la pena.

La gente a la que le importas es la que está contigo cuando tienes un o mil problemas, la que sigue ahí aunque todo te va mal. La gente que vale la pena conservar en tu vida es la que te regala sonrisas, la que te pinta las cosas como son, la que te quiere, la que es sincera.

Hay cosas buenas y las habrá malas también, pero tienes que saber que por más oscuro que parezca todo... esas personas seguirán ahí, a tu lado, para guiarte, no para evitar que tropieces sino para ayudar a que te levantes. Estaremos para ti siempre que podamos, pero muchas veces podremos fallar. Porque sabes? mientras más intentamos hacer algo bien, a veces peor nos sale. Y debes entender que solo queremos verte bien, aun cuando nuestros intentos sean un poco abstractos.

Cometer un error es ser imperfecto, pero vamos... ¿quién no lo es? el hecho de hacer algo mal no significa querer hacer daño. Hay que aprender a pedir perdón, pero hay que saber perdonar también. Porque en la vida todos nos harán sentir mal en algún momento, solo debemos saber por quiénes vale la pena asumir ese daño. Es la ley de la vida, con risas hay más ganas de vivir, con heridas más formas de aprender.

No dejes lo que tienes por algo que podrías tener. Es cierto que si no arriesgas no ganas, pero debes aprender a diferenciar lo que te hace feliz de lo que te hace sentir bien.

No le temas a un “no” porque es siempre parte del acierto. No gana quien no ha perdido. Si quieres llorar hazlo, si quieres reír, ríe, pero que sea por ti porque la felicidad más grande puedes dártela tú misma. Porque tu tranquilidad no depende de alguien más: no hay lágrimas que el sol no seque ni sonrisas que te hagan perder tiempo.

Nunca dejes de valorar lo poco o mucho que hagan por ti, no sabes cuánto puede haberle costado a la otra persona, ni imaginas el esfuerzo que pudo demandarle. No menosprecies lo que alguien te dé, por más mínimo que sea, empleó su tiempo en ti, y a estas alturas es difícil que alguien lo haga.

La vida no es fácil y nadie dijo que lo fuera, pero aquel que acepta el daño hecho, acepta las consecuencias, porque la vida da vueltas y el truco está en entenderlo, la idea es ser feliz y hacer feliz. Como en todo, lo malo existe para contrastar la situación, porque mucha perfección empalaga, aburre, se vuelve monotonía y deja de ser bueno.

No pienses en el final, nadie lo sabe, piensa en hacer las cosas bien, es el camino lo que importa. Sé feliz y haz feliz, pásala bien evitando herir a la gente, DI LA VERDAD, solo así te serán sinceros. No busques en los demás lo que tú aún no consigues ser pero tampoco esperes del resto lo que tú ya has logrado, hay gente que tarda más en avanzar.

Cuentas conmigo siempre, pero eso no es lo importante, lo que debes saber es que cuentas contigo misma, que la fuerza que necesitas la tienes tú, nadie más.

Sonríe ante los problemas, y verás cómo la vida deja de ser tan mala.


5 comentarios:

.A dijo...

nunca dejes de sonreir..

Olapp..
Estoy trabajando vendiendo productos de cosmética por internet
a través de un catálogo .
te lo mando a continuacion por si te interesa algo vale ?¿ :)
ya me dices con lo que sea porfi. :)


http://es.oriflame.com/products/

un abrazo

Muñekita CaT dijo...

Hola Andrea, ttu blog está excelente, me encantaría enlazarte en mis sitios webs. Por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiar ambos con mas visitas.

me respondes a munekitacat@gmail.com

besosss

Catherine

aLeCenTriKa!* dijo...

taaaaan cierto :)

Piwi dijo...

Llegué de chiripazo, y me llegó profundamente lo que dices.
A levantase, que la vida sigue!
Un placer haber encontrado esto.

Anka dijo...

"..en la vida todos nos harán sentir mal en algún momento, solo debemos saber por quiénes vale la pena asumir ese daño.." Con esto me voy a dormir gracias por compartir esta hermosa forma de ver la vida, hay mucho que pensar pero mas hay por hacer... y hay que empezar ahora mismo...
Saludos! y gracias!