martes, 18 de marzo de 2008

No fue Intrascendente.


Como si entre día y día el sol nos diera mas de una razón para vivir. Como si cada pétalo que cae de una flor que ya murió, me regalara una sonrisa. Como si con cada paso me acercara más a la felicidad. Como si entre dos lejanas canciones hubiera un espacio, un silencio que me haga olvidar. Como si entre estrella y estrella hubiera una distancia que me aleje de ti. Como si en dos días, o tal vez más, tu y yo ya no seremos los mismos, los de aquel tiempo. Con esa seguridad me pides que te olvide. Yo sólo finjo una sonrisa. Tu sutil inocencia tus descabelladas ideas ¿no lo ves? me están matando… me estás matando. Un puñado de recuerdos cae sobre mí como hojas muertas que viajan de un árbol al suelo, con cierto aire melancólico. Y así, una lagrima brota de mis ojos y con ella se va todo un tiempo vivido, toda una espera en vano. Como si la lluvia ahogara mi pasado, un llanto abrumador te alejara de mí y la fortuna se apoderara del presente. Así de ilógico, así de fácil me pides que te olvide. Y mientras tus palabras acaban conmigo, retumban en mis oídos esas mentiras olvidadas. Otra flor se marchita, otra lágrima cae y lentamente otra vida se derrumba.

4 comentarios:

Juan dijo...

"Otra flor se marchita, otra lágrima cae y lentamente otra vida se derrumba." inevitablemente algo debe morir para que otra pueda nacer.

Saludos.

Jorge dijo...

mmm....

Jorge dijo...

Significa que estoy pensando...

¿hay un límite entre la realidad y la ficción?

Aunque pensándolo bien, no importa, ¿cierto?

Carla dijo...

es como el

and if i don't come back here..will you remember me?


( siempre me acuerdo de ese estribillo .D )